“Los presos políticos no somos ni héroes ni mártires. Somos

luchadores populares asumiendo las consecuencias de nuestro compromiso”

Jairo Fuentes

Desde la prisión de Bellavista, en Medellín, Jairo Fuentes, prisionero político colombiano del Movimiento de Presos Políticos Camilo Torres Restrepo y militante del ELN, suele escribirnos comentando algunos de nuestros trabajos. De la misma forma,  desde la cárcel de Tacumbú en Asunción, Agustín, preso político del caso de los Seis Campesinos paraguayos nos hace llegar sus reflexiones llenas de dignidad.

Cuando ellos nos escriben, sentimos que lo que hacemos vale la pena porque llega allá donde más se necesita. Pero en realidad no es así, porque compañeros como ellos son quienes menos necesitan construir un relato emancipatorio o recuperar la memoria dado que sus vidas son ya todo un relato de emancipación y nunca perdieron la memoria.

A ellos y a otros compañeros que participarán aquí pudimos conocerlos en esos territorios infames donde han sido encerrados para intentar ser silenciados. Sus palabras y comentarios, su seguimiento y respeto hacia el trabajo que venimos desarrollando desde Vocesenlucha, y sobre todo sus historias de lucha y dignidad nos dieron pie a parir la idea de abrir un espacio dedicado a voces de presos políticos que lucharon y luchan por un mundo más bello y más humano y por eso cumplen una condena que sería implanteable en una realidad donde la infamia no manejara los hilos del poder.

Esperamos sigáis este espacio con el mismo entusiasmo que nosotros lo inauguramos. Íbamos a llamarlo Desde la prisión política. El propio Jairo nos sugirió otro nombre: Dignidad desde la prisión. “La política no es la prisión; es nuestra condición y nuestra acción”, nos dijo. Lo de dignidad, nos pareció de lo más apropiado, porque las voces que aquí van a participar son portadoras de una dignidad que ni las rejas de la infamia pueden callar.

Hablan y emocionan. Piensan y llegan. Susurran y derriban con su voz los muros y las rejas. Su voz llega hasta el oído izquierdo de la sensibilidad y la justicia para decirnos a quienes, ingenuos, pensamos que vivimos en libertad: Estamos presos en una cárcel global. Nuestro presidio es de rejas sutiles, es de muros consentidos. Nuestro presidio tiene de nombre infamia, pero podéis llamarlo capital.

Gracias por soñar aires nuevos de libertad.

PUBLICACIONES:

Memoria como experiencia. Jairo Fuentes

10 años en Tacumbú. Agustín Acosta

Ya se acabaron los machos. Jairo Fuentes

Jairo Fuentes, Movimiento de Presos Políticos Camilo Torres Restrepo. Miembro del ELN 
Cárcel de Bellavista, Medellín, Colombia

Agustín Acosta, preso político de Los Seis Campesinos Paraguayos. 
Cárcel de Tacumbú, Asunción, Paraguay