WALTER PALACIOS VINCES (El Alto, Piura, Perú, 1934) es un veterano militante de la izquierda peruana. En los años 60 fue fundador y dirigente nacional del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) que dirigió Luís de la Puente Uceda, organización de la denominada “nueva izquierda” que en 1965 inició la lucha revolucionaria guerrillera en los andes peruanos. Palacios participó de esa experiencia revolucionaria como parte de la dirección del Frente Norte de Ayabaca. Derrotadas militarmente las guerrillas fue apresado y torturado por las fuerzas represivas el Gobierno de Fernando Belaunde Terry.

Walter Palacios cursó estudios en la Universidad Nacional de Trujilo –en la misma institución donde estudiaron César Vallejo, Ciro Alegría, Haya de la Torre, Luís de la Puente Uceda y muchos otras importantes personalidades-. Culminados sus estudios en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas y Sociales, no se graduó de abogado. Fue Presidente de las FEP (Federación de Estudiantes del Perú) y asistió a congresos y encuentros nacionales e internacionales.

En los años 70, durante el Gobierno del General Juan Velasco Albarado, trabajó en el histórico proceso de Reforma Agraria asesorando el programa de cooperativización de los grandes latifundios azucareros.

Después del golpe de Estado contra Velasco Alvarado fue organizador y dirigente del Partido Socialista Revolucionario (marsista-leninista), que en unidad con el MIR (El Militante) conformaron en 1982 el MRTA (Movimiento Revolucionario Túpac Amaru), organización de mirada latinoamericanista que participó en la lucha armada guerrillera de los años 80-90.

Fue dirigente del frente político de masas Movimiento Patria Libre y Director del Semanario de izquierda CAMBIO, que durante la dictadura de Fujimori y Montesinos, fueron clausurados y sus dirigentes y militantes reprimidos y encarcelados. Después del autogolpe de Fujimori y Montesinos, logró salir a México en septiembre de 1993, tres meses antes de la irrupción zapatista en Chiapas del 1 de enero 1994. Allí pasó 9 largos años de exilio político. De retorno a Perú en septiembre de 2002 fue encarcelado y procesado, acusado de haber sido dirigente del MRTA y como autor de supuestos delitos de terrorismo y traición a la patria. En un público y prolongado proceso judicial realizado durante los años 2005 y 2006 fue absuelto y puesto en libertad.

En la actualidad participa en los esfuerzos que se realizan por rescatar la memoria histórica de las luchas del pueblo peruano.

A nuestro paso por Perú en 2016, pudimos conocerlo y entrevistarlo. Fue un maestro de esos que, con una educación hoy lamentablemente fuera de lo común, saben mostrarte errores, señalar aciertos y orientar caminos. Un poeta en tanto admirador de Vallejo y, por supuesto, un revolucionario. Walter Palacios Vinces. Memoria viva latinoamericana.