ENTREVISTA A HÉCTOR LLAITUL

“Lo que más desarrolla la CAM son procesos de recuperación de tierras. Nosotros vamos, entramos a la recuperación, instalamos nuestras casas, criamos animales en esos espacios, sembramos, vivimos ahí, vamos transformando de esa forma. Eso es un 80% del trabajo de lucha que desarrolla la CAM, y hay un 20% por decirlo así de acciones directas”

Compartimos un vídeo de Medios Populares en Resistencia, del canal Wallmapu libre, que incluye audio de entrevista de Radio Plaza de la Dignidad al referente mapuche y vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, donde habla de la situación política en la zona de conflicto, los procesos de recuperación de tierras, la autonomía política y cultural, la unidad del movimiento autonomista, la disposición al diálogo con observadores internacionales y la autodefensa en las comunidades. Igualmente, les dejamos una transcripción de la entrevista, y por último, una galería de fotografías de la recuperación territorial de la CAM.
Entrevista y fotografías: abril de 2021. Fotos inéditas desde un territorio recuperado durante los últimos días en el Wallmapu, en el actual sur de Chile.

LAS FORESTALES

Nosotros luchamos contras las empresas forestales. Las empresas forestales tienen una inversión gigantesca en el Wallmapu histórico, de hecho tienen más territorio que todo el pueblo nación mapuche en su conjunto. Eso demuestra el sistema de propiedad usurpado, que está en manos de un grupo muy reducido, los empresarios, los dueños de este país, la familia Matte, la familia Angelini, Bonaple, que son dueños de las principales forestales.

SOBRE EL ATAQUE AL EQUIPO DE TVN

Ellos nos van a endosar la responsabilidad [de la reciente agresión a los periodistas] con objeto primero de criminalizar la causa mapuche, en segundo término para demonizarnos ante la opinión pública, aun sabiendo cuáles son nuestras propuestas y nuestra ética de acción política, que nada tiene que ver con estos hechos.

Nosotros tenemos muy claro quiénes fueron, gente ligada a la forestal, ellos son los interesados en silenciarnos, en crear un cuadro artificioso de violencia indiscriminada, irracional y endosarnos a nosotros la culpa, pero todo se ha ido aclarando y al final está claro que detrás de esto están las forestales y la gente que han ido cooptando, los operadores políticos y de alguna manera también algo que ha ido despuntando, la militarización que han ido generando los grupos económicos en el Wallmapu.

EL PENSAMIENTO Y LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO AUTONOMISTA

Nosotros como CAM somos una organización que tiene su historia, tiene sus planteamientos bien conocidos, su ámbito de acción también, pero hay otras organizaciones que es muy legítimo que existan, porque hay diferencias, como en todas partes, pero estas diferencias no son tan fuertes, menos en lo que es el substrato de la lucha mapuche, que es luchar por la recuperación del territorio y la autonomía, en eso no existen diferencias con los grupos hermanos.

También se trata de una lucha en contra del Estado, que crea todo un andamiaje de poder que favorece la reproducción del capital. Están apostando hoy día a intervenir directamente en las comunidades y a cooptarlos a través de trabajo, de proyectos, de planes, de programas, para tenerlos de su lado”.

YANACONAS, TRAIDORES AL PUEBLO MAPUCHE

Nos parece un contrasentido absoluto que existan mapuche que puedan estar de lado de las forestales. Por eso nosotros llamamos yanaconas a aquellos que están al servicio de las forestales, no solamente en materia laboral o trabajando, sino también ahora que están dispuestos a tomar las armas y a enfrentarse a nosotros, el movimiento autonomista que confrontamos directamente contra ese sistema de oprobio e injusticia.

LAS FORMAS DE LUCHA DE LA CAM

Cuando desarrollamos procesos de recuperación territorial, que es un ámbito de lucha que venimos haciendo, lo dejamos muy establecido, tantas reivindicaciones, comunidades, qué estamos haciendo, recuperaciones productivas… señalando que todo eso es un proceso de transformación, que la lucha que nosotros hacemos no es solamente de desalojar al poder burgués a través de acciones directas o a través de la violencia política, sino que lo hacemos también a través de la ocupación efectiva de esos predios, con el objetivo de llevar adelante un proceso de transformación. Esas mismas tierras las queremos para otras formas de vida. Como CAM siempre hemos dicho que nosotros no atacamos a civiles, que nosotros no atacamos a agricultores, no atacamos a pobres, que no estamos involucrados en hechos de violencia irracional, de hecho no estamos involucrados en muertes de nuestra contraparte, y que lo que nosotros hacemos son sabotajes absolutamente legítimos, toda vez que esta maquinaria o estos circuitos económicos atentan contra la vida mapuche, erosionando, secando y cometiendo estas injusticias de llevarse toda la riqueza delante de nosotros y emprobreciendo las comunidades, dejándolas incluso in agua y sin posibilidades, incluso asesinando, matando toda la biodiversidad existente en los suelos que nosotros reclamamos como ancestrales mapuche. La CAM tiene una propuesta ya muy conocida. Nosotros tenemos ya más de 23 años de existencia y nuestros comunicados son una forma de reafirmar nuestro proyecto político-estratégico, que está basado en dos grandes elementos, por un lado la resistencia, al capitalismo, al Estado capitalista de formato colonial, y por otro lado el proceso de reconstrucción nacional, y por este lado nuestra plataforma fundamental es el control territorial, es decir, una vez que vamos ocupando los predios vamos controlando esos predios y vamos transformando esa realidad.

EL DIÁLOGO DIRECTO DE LOS ACTORES EN CONFLICTO

Cuando realmente nos inviten a quienes estamos en la resistencia mapuche y tenemos la fuerza por el otro lado, ahí podríamos conversar, si nos invitan formalmente y que existan las condiciones para poder conversar y llegar a algún puerto, y estas condiciones tendrían que ser, qué vamos a hacer con los territorios que llevamos en disputa, porque llevamos 20 años ya peleando por la disputa territorial. Conversar sobre la reconfiguración de un mapa territorial que favorezca a nuestro pueblo, eso nos interesa y vamos a ir a conversar, pero tienen que darnos garantías de que no nos van a seguir engañando con estas mesas de diálogo, entonces nosotros decimos, claro que nos importa que vengan garantes, observadores internacionales, ojalá imparciales, que nos sean comprados por las forestales, que no estén a favor del poder, sino que estén a favor de la justicia, de los derechos humanos, de las causas nobles, de las luchas de los pueblos, de los pueblos originarios. Tiene que haber observadores con cierta calidad moral que nos permitan decir algo en relación a por qué nosotros luchamos de esta forma. Hacemos la lectura de que a lo mejor las forestales no quieren que la ONU esté metida acá…

LA PRODUCCIÓN SUCIA DE LAS FORESTALES

A lo mejor no quieren que vengan observadores porque todas las certificaciones que ellos han logrado para decir que están cumpliendo con los estándares de producción, etc, que su madera viene muy certificada, eso es absolutamente falso, incluso hemos estado en lugares en los que se supone que por convenios internacionales ellos no deberían plantar y ellos plantan sus monocultivos, eucalipto, pino radiata, los plantan al lado de los menokos, de los humedales, al lado de los ríos, de las quebradas, son los responsables de la represión al pueblo mapuche, de las muertes. Si viene gente a enterarse de esta situación, incluso los pueden boicotear afuera, porque su madera viene sucia, sus derivados de la madera, papeles, cartones, celulosa, viene sucia de un país que es Chile en donde el Estado se ha encargado a combatir a sangre y fuego al Pueblo Nación Mapuche. ¿A quién no le conviene que esta situación salga?”.

FRACASÓ LA INSTITUCIONALIDAD EN ESTE CONFLICTO

De un tiempo a esta fecha los mecanismos institucionales fracasaron. Han pasado más de dos décadas que nos están diciendo que se respete la vía institucional, el Estado de Derecho, y eso es absolutamente falso. Hoy día existen más de 200 recuperaciones de tierra porque con la política de entrega de tierras nunca ha existido un logro real para nuestra gente. Han sido engañados, no hay devoluciones de tierras por esa vía… Si nosotros queremos recuperar nuestra tierra nos tenemos que organizar y luchar.

LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO MAPUCHE

Sabemos que estamos luchando contra quienes estuvieron detrás de la dictadura militar, que son las oligarquías históricas, que están manchadas de sangre en contra de los oprimidos en general. Entonces sabemos que nosotros nos tenemos que organizar también de una forma material y militar, pero a través de expresiones muy pequeñas que son nuestros Órganos de Resistencia Territorial (ORT)

LA RECUPERACIÓN DE TIERRAS ES LA PRINCIPAL ACCIÓN DE LA CAM

Lo que más desarrolla la CAM son procesos de recuperación de tierras. Nosotros vamos, entramos a la recuperación, instamos nuestras casas, criamos animales en esos espacios, sembramos, vivimos ahí, vamos transformando de esa forma. Eso es un 80% del trabajo de lucha que desarrolla la CAM, y hay un 20% por decirlo así de acciones directas, que nosotros desarrollamos, pero van enfocadas en contra de la reproducción del capitalismo más atroz que opera en nuestro Wallmapu, el extractivismo, estas acciones están legitimadas por eso mismo, hay sabotaje detrás. Lo que nosotros hacemos es entender la acción como sabotaje, donde tratamos de que no estén involucrados daños a particulares ni a civiles ni que existan efectos colaterales contra nadie. Es la destrucción de maquinaria en sus circuitos productivos. Esa es la forma en que nosotros desarrollamos acciones, y son reivindicadas. La CAM surge así, y aún mantenemos esa política. Esas son las acciones que se conocen como acciones de resistencia.

LOS TERRORISTAS SON LOS QUE DESTRUYEN EL MUNDO MAPUCHE

Están en un proceso de exterminio hacia el Pueblo Nación Mapuche, no nos dejan siquiera el desplazamiento por las rutas, están ahí con sus fuerzas de ocupación, que están claramente retratadas, ahí están los blindados, los drones, sus aviones, los comandos especializados, el Comando Jungla y hoy día el ejército, que están cumpliendo ese rol siniestro de sitiar y allanar comunidades, y de perseguir militantes que estamos en la resistencia. (…) El capital monopólico financieron aquí opera de forma atroz, incluso hay proyectos como el Proyecto Mapa, que pretende ser una de las centrales de celulosa más grandes en el mundo en el territorio mapuche, con todo lo que significa los insumos que quieren y toda la contaminación que van a generar. A eso nosotros lo llamamos terrorismo puro y duro.

EL PUEBLO NACIÓN MAPUCHE HACE RESISTENCIA

Lo que el pueblo mapuche hace es resistencia, autodefensa, y el legítimo derecho a la rebelión toda vez que nos sentimos oprimidos no solamente por la bota militar, sino por la dictadura del capital monopólico-financiero que nos condena a una existencia miserable, esa es la lucha de nuestro pueblo nación, una lucha en contra del poder en toda su expresión, nosotros no nos sentimos terroristas, todo lo contrario, nos sentimos weichafes, lonkos, werkenes, que asumimos lo que no está mandatando la Ñuke Mapu [Madre Tierra], que es defender nuestro pueblo, nuestra biodiversidad, nuestra condición mapuche, porque queremos seguir siendo un pueblo digno como fue en antaño, no queremos ser folklorizados ni queremos ser exterminados.