MASACRE Y RESISTENCIA EN COLOMBIA

“La actual vulneración de los derechos más básicos en Colombia se suma al asesinato selectivo de líderes sociales, así como la persecución y criminalización al movimiento social organizado”

Por Vocesenlucha | Publicado en Tercera Información

Continúa la masacre en Colombia. La violencia policial desatada contra el pueblo movilizado deja un saldo de muertes y heridos que incrementa las cifras de la infamia, pero también de la resistencia popular. Se habla de más de 20 muertos y cientos de heridos y detenidos.

El pasado 28 de abril, se inició un Paro Nacional contra la Reforma Tributaria del gobierno de Iván Duque. La ciudad de Cali sufrió particularmente la violencia militar y policial en medio de fuertes protestas. Como cuenta Colombia Informa, esa misma noche del 28 defensores de los Derechos Humanos de Cali hacen el siguiente reporte.

  • 84 personas conducidas a estaciones de policía. De algunas no se tiene información acerca de su paradero.
  • Tres personas desaparecidas.
  • 28 personas heridas, muchas de ellas de gravedad y con impactos de armas de fuego.
  • Tres personas que habrían perdido el ojo.
  • Una mujer abusada sexualmente por un agente del Esmad.
  • Ocho personas muertas y seis más sin confirmar en los barrios El Calipso y El Diamante.
Movilizaciones en Cali – Paro Nacional

A pesar de la brutal represión, el paro y las movilizaciones se mantienen hasta el día de hoy en el territorio nacional y todo indica que continuarán, pese al intento del presidente Duque de dormir las protestas llamando a la negociación de la Reforma Tributaria.

Todo nuestro apoyo al hermano pueblo colombiano y nuestro más rotundo rechazo a la política criminal de un Estado que no solamente se suma al intervencionismo dirigido desde el Norte contra su vecina Venezuela sino que desata una guerra cotidiana y sistemática contra lo mejor de su pueblo, el movimiento social organizado que trata de revertir tantas décadas de oprobio y levantar un horizonte de vida digna.

Continúa la masacre en #Colombia. La violencia policial desatada contra el pueblo movilizado deja un saldo de muertes y…

Publicada por Vocesenlucha en Lunes, 3 de mayo de 2021

La actual vulneración de los derechos más básicos en Colombia se suma al asesinato selectivo de líderes sociales, así como la persecución y criminalización al movimiento social organizado. La campaña SER LÍDER SOCIAL NO ES DELITO trata de denunciar esta realidad. Un claro ejemplo de este hostigamiento y persecución sistemática es la que vive el movimiento Congreso de los Pueblos, con la criminalización de sus referentes y la creación de falsos positivos judiciales. En esta situación se encuentra Erika Prieto, defensora de los Derechos Humanos y la naturaleza de Congreso de los Pueblos. Este artículo publicado ayer 2 de mayo en el diario Público, expone su caso, paradigma del asedio permanente contra el movimiento social en Colombia:

Compartimos este artículo que sale hoy en Público sobre la criminalización del movimiento social en Colombia, en este…

Publicada por Vocesenlucha en Domingo, 2 de mayo de 2021

Congreso de los Pueblos emitió el 30 de abril el comunicado Colombia es una dictadura, en referencia al Paro Nacional y la “violencia indiscriminada de las fuerzas militares y de policía contra la legítima protesta”, llamando a “defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales a que se pronuncien en este momento”. El comunicado denuncia que la grave situación fue “premeditada, impulsada y legitimada desde el Estado. El gobierno uribista de Iván Duque y los medios masivos de información han estigmatizado y fomentado un odio de la sociedad contra las personas que protestan legítimamente contra las demenciales medidas que en plena pandemia adelanta el régimen contra los más humildes”.

Ante la continuidad de la violencia policial y militar, el 3 de mayo Congreso de los Pueblos emite otro comunicado, donde llama “al pueblo colombiano a persistir, resistir y triunfar” hasta “que caiga el mal gobierno”.

Compartimos algunos vídeos de la represión en la ciudad de Cali el 3 de mayo.