En América Latina, y en determinados territorios, el trabajo de algunos sacerdotes se suma a una corriente libertadora y que podríamos llamar cuasi hereje dentro de la Iglesia católica. La llamada opción por los pobres, insertada en la Teología de la Liberación, recupera la acción emancipadora originaria cristiana que grandes poderes políticos y económicos se encargaron de acaparar. En México, y en especial en Chiapas, ese trabajo pastoral en defensa del territorio y de los pueblos tiene un recorrido de décadas que se inicia con el Obispo Samuel Ruíz en los 70 y 80 y continúa hasta hoy con el trabajo de sacerdotes como Fray Gonzalo Ituarte.

Compartimos una semilla de la entrevista a este fraile dominico, exvicario de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México. En este extracto de la entrevista realizada en Ciudad de México en febrero de 2020, hablamos de Pueblos originarios, dominación capitalista y religión.

Semilla de la entrevista a Gonzalo Ituarte, fraile dominico, exvicario de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México. En este extracto de la entrevista realizada en Ciudad de México en febrero de 2020, hablamos de Pueblos originarios, dominación capitalista y religión.

“En todo mecanismo de opresión, el oprimido es cómplice porque se le hace pensar que es natural su condición de oprimido. Entonces el indio se sentía inferior. El indio pensaba que el blanco era el que sabía, que había que acudir al blanco, al presidente municipal, al presidente de México, al padrecito, al maestro, porque esos son los que sabían”