Paraguay, “15 de junio de 2012. 324 policías desalojaron violentamente a 60 campesinos asentados en tierras públicas en Curuguaty. 11 campesinos y 6 policías fueron asesinados en el desalojo. Los campesinos sobrevivientes fueron acusados injustamente de la masacre y 11 de ellos condenados a penas de prisión de hasta 35 años. El montaje judicial sirvió para dar un golpe de Estado parlamenterio al primer presidente de corte progresista en Paraguay. Hoy, siguen sin esclarecerse los hechos de Curuguaty. Los verdaderos asesinos siguen impunes. Las instituciones ocultan la verdad y criminalizan a los movimientos populares.
#NulidadYa al juicio contra los campesinos.
Hoy, a 6 años de la #MasacreDeCuruguaty más que nunca gritamos ¡Es tiempo de JUSTICIA, TIERRA y LIBERTAD ! ”
Texto de Paraguay Resiste Madrid y Barcelona