“Hugo Blanco nació dos veces”, dijo Eduardo Galeano. Este es un pedacito de esa extraordinaria experiencia que fue compartir con un hombre que es historia viva, de corazón inmenso, piel blanca y palabra indígena. Hugo Blanco, que la historia hable por él, … Próximamente compartiremos la entrevista completa

Hugo Blanco hoy dirige la revista Lucha Indígena

“Nacido en Huanoquite en 1934, creció entre indios, piqchando coca y hablando quechua. Como muchos jóvenes de su tiempo, Hugo Blanco Galdós viajó a estudiar agronomía en Argentina. Allá se dio cuenta que acabando sus estudios tendría que trabajar para los abusivos gamonales, así que dejó la universidad y se fue a trabajar con los obreros. Volvió al Perú con ideología trotskista y se unió a los sindicatos campesinos de La Convención, convirtiéndose en un campesino más.

Desde la hacienda Chaupimayo, terminó liderando la rebelión campesina más importante del Perú del siglo XX. En 1962 los campesinos de la Convención se cansaron de esperar la reforma agraria y decidieron hacerla ellos mismos, tomando las tierras de sus patrones. Para defenderse de la policía organizaron una brigada liderada por Hugo Blanco, los hacendados dijeron que era una “guerrilla”. Blanco fue apresado difícilmente, en la zona aún hoy se cuenta que cuando estaban por atraparlo se convertía en burro, en zorro, en otros animales y evadía a sus perseguidores. Cayó finalmente, pero el gobierno militar de entonces tuvo que emitir una Ley reconociendo la reforma agraria en La Convención y Lares.

Hugo, el compañero de los campesinos, fue condenado a 25 años de prisión. Lo querían condenar a pena de muerte, pero protestó gente de todo el mundo y le redujeron la pena. Fue liberado por el gobierno de Velasco Alvarado en 1970, pero luego el mismo gobierno lo deportó por discrepancias en la aplicación de la Ley de Reforma Agraria (la que decretó Velasco, y que liquidó el gamonalismo en la sierra).”