“Hugo Blanco nació dos veces”, dijo Eduardo Galeano. Este es un pedacito de esa extraordinaria experiencia que fue compartir con un hombre que es historia viva, de corazón inmenso, piel blanca y palabra indígena.