SENTIRES VENEZOLANOS

  1. Del Foro a las calles

Qué decir de esta tierra venezolana. Qué decir de este pueblo heroico. Primero de todo lo de siempre, y lo decimos con palabra venezolana: no le paren bola a la vaina que cuentan los grandes medios por allá, allende los mares.

Ayer, en el 65 cumpleaños del comandante Chávez, clausuraban el Foro de Sao Paulo el presidente legítimo de Venezuela Nicolás Maduro y el presidente de Cuba Miguel Díaz Canel. Este último afirmó que “Venezuela es hoy la primera trinchera de la lucha antiimperialista” y recordó que este mes de julio “tiene singulares coincidencias en la historia que compartimos. Es el mes en que nace Simón Bolívar, libertador de América, es el mes en que se firma el acta de independencia de Venezuela, es el mes en que la generación del centenario de José Martí encabezada por Fidel Castro asalta los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo para reiniciar la Revolución Cubana, es el mes en que triunfa la Revolución Sandinista y es el mes en que nace, un día como hoy, Hugo Chávez”.

Nicolás en su discurso demostró ser ese alumno predilecto de la escuela Chávez. Mientras la maquinaria mediática se pasó años intentando caricaturizar, desdibujar, Maduro se convirtió, siguiendo a su maestro y sin intención de comparar lo incomparable, en un educador popular. De esos educadores que hablan del mayor patrimonio de los pueblos: su memoria. Como muestra, rescatamos algo de ese discurso y con ello, la palabra libertadora de Simón Rodríguez y Hugo Chávez.

“El año 90, el mismo año en que se fundaba el Foro Sao Paulo, el año del fin de las ideologías, el año de la caída del bloque soviético, el comandante Hugo Chávez, logró hilvanar un conjunto de tesis históricas, ideológicas, políticas que fueron fundamentales para el cambio de la historia de Venezuela, el Libro azul. Yo se lo recomiendo. Siempre lo leo porque Chávez fue un hombre sencillo, humilde, no pretendió ser un gran intelectual ni pretendió nada que él no pudiera sentir auténticamente. Él en ese texto cita a Simón Rodríguez, a Simón Bolívar y a Zamora. Tiempo del fin de las ideologías, y alguna gente criticaba a Chávez porque no reunía las condiciones para ser miembro del Foro de Sao Paulo. Pero el Chávez revolucionario, el Chávez profundo ya existía. Él cita a Simón Rodríguez cuando dice «¿Dónde iremos a buscar modelos? La América española es original, originales han de ser sus instituciones y su gobierno y originales lo medios de fundar unos y otros. O inventamos o erramos». América no debe imitar servilmente sino ser original, un pensamiento central en la filosofía bolivariana, chavista. Chávez dice: «Vivimos una era donde las ideologías parecen extinguirse. El fenómeno adquiere mayores dimensiones en América, particularmente en Venezuela, donde la gran mayoría de partidos políticos derivaron en organizaciones de corte populista, totalmente vacíos de contenido ideológico. Por otra parte se ha dado persistentemente la tendencia en nuestros pensadores contemporáneos de buscar modelos en otras latitudes para importarlos y tratar de implantarlos en nuestras sociedades. Mientras tanto, nuestros pueblos, se han ido alejando cada vez más de sus raíces históricas, allí donde seguramente se encuentran las claves para descifrar el terrible enigma que nos mantiene en un ir y venir por el abismo de la historia ya a las puertas del siglo XXI»".
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es MVI_9577.MOV.Imagen-fija001-1024x576.jpg

Nicolás Maduro, durante estos tiempos revueltos se convirtió en uno de esos educadores que conectan con los elementos culturales de su pueblo: el humor caribeño. Hemos de confesar que mientras filmábamos entre “serios y respetados” periodistas internacionales, no pudimos evitar la risa cuando a raíz de contar que se había reunido con una delegación de España e ironizar sobre cómo le quieren por allá, el Presidente afirmó “yo me lanzo en España y le gano a Pedro Sánchez las elecciones. Estoy pensando en sacarme el pasaporte español y lanzarme a las elecciones de España. Y le gano a Pedro Sánchez”. Los medios en nuestro país ya habrán agarrado ese pedacito para lanzarlo al aire lapidando el contexto, el aliento, el calor verdadero. Cuando el periodismo se convierte en una cuestión de plata y bolsillo, sin sentimiento ni verdad, qué fácil es buscar el gesto despiadado, la mirada diabólica, la palabra bruta y ajena. Qué tiempos estos donde información y verdad quedan tan distantes. “Al final nosotros tendremos la bandera de la verdad y la victoria”, concluyó el Presidente.

El XXV Foro de Sao Paulo acabó pidiendo la unidad de los pueblos contra el imperialismo. Han sido días intensos, de horas de cámara, de entrevistas, de compartires, de tejeres. Ha sido un honor compartir el trabajo comunicacional con Cubainformación, a través la compañera Ivana Belén. Hoy tuvimos un ratito para salir a pasear por las calles de Caracas. Nos llamó la atención la cantidad de productos en las calles. Nada que ver con nuestra última visita en 2016, donde después de una hora de cola para conseguir un pan en ocasiones llegaba tu turno y no quedaban ni las migas. Ahora las panaderías están llenas, los comercios nutridos, la fruta abundante en los puestos de las calles. Hoy el problema no es de abastecimiento sino de precios. Hablaremos sobre eso. Una mujer que no se identifica ni con el gobierno ni con Maduro se pone a conversar con nosotros. ¿Qué nos cuenta? Que no entiende la posición de los medios internacionales, que aquí hay dificultades pero ni gobierna un dictador ni están cagados de hambre ni mucho menos viven una crisis humanitaria.

El Foro acabó, pero para seguir entendiendo un poco más esta tierra loca y hermosa nos quedaremos unas semanitas por acá compartiendo de nuevo con este pueblo que en medio de un bloqueo y una guerra despiadada, intenta cambiar el orden de las cosas. Aguantando. Inventando. Resistiendo.

Caracas, lunes 29 de julio de 2019