Jaime, un excelente amigo a quien conocimos en Perú, hoy sale en libertad tras haber pasado 23 años preso. Su delito: luchar por un mundo más justo. Enhorabuena “Torito” y gracias por ser como eres